El campeón del mundo Rohan Dennis, acusado de la muerte accidental de su esposa, también ciclista olímpica | Ciclismo | Deportes

La exciclista Melissa Hoskins, de 32 años, pistard olímpica en los Juegos de Londres 2012 y Río 2016, falleció el último día del año en un hospital de Adelaida (Australia) pocas horas después de ser atropellada por una furgoneta en una calle cercana a su domicilio. La policía detuvo poco después a su esposo, el ciclista del Jumbo, y doble campeón del mundo de contrarreloj, Rohan Dennis, que conducía el vehículo. Acusado de homicidio por conducción temeraria, conducir sin la debida precaución y poner en peligro una vida, Dennis, de 33 años, quedó en libertad bajo fianza con la obligación de comparecer en marzo ante el tribunal de Adelaida.

La pareja, casada desde 2018 y con dos hijos, figuraba en el sitio web del Santos Tour Down Under, la primera carrera del WorldTour del año, a mediados de enero, como organizadores de un evento ciclista familiar que se celebraría en 2024 en Adelaida, pero los datos han sido retirados del sitio web.

Ningún medio australiano, ni tampoco la policía ni el juzgado, menciona la posibilidad de que el atropello y la muerte de la ciclista se trate de un caso de violencia de género, sin embargo, el mundo del ciclismo recordó inmediatamente la noticia de un suceso ocurrido hace poco más de dos años en la localidad andorrana de La Massana, donde el matrimonio residía, al igual que decenas de ciclistas profesionales de todo el mundo. El 21 de octubre de 2021 la policía de Andorra informó de que una mujer en estado de shock había pedido ayuda en la carretera porque, decía, estaba huyendo de casa, donde había sido agredida por su pareja. Un camionero se detuvo a su lado y llamó a la policía, que poco después detuvo a su marido, un ciclista profesional australiano, de 31 años, acusado de un delito de maltrato dentro del ámbito doméstico. Nunca se publicó oficialmente el nombre de aquel ciclista, cuyos datos anagráficos y profesión coinciden con los de Dennis. Algunos compañeros del pelotón, en conversaciones privadas, siempre comentaron que, en efecto, el maltratador era Dennis.

Si finalmente la justicia australiana le acusa de homicidio en el marco de violencia doméstica, el caso de Dennis recordaría al del campeón paralímpico sudafricano Óscar Pistorius, en prisión desde 2013 cumpliendo una condena de 15 años por asesinar de un disparo a su novia, la modelo Reeva Steenkamp. Hace unas semanas, el tribunal de Pretoria anunció que Pistorius, de 37 años, saldría en libertad condicional este mes de enero.

Rohan Dennis, con el oro del Mundial contrarreloj de 2019.Nigel Roddis (EFE)

Ciclista de gran clase y un carácter anárquico e inconstante que dio al traste con sus posibilidades de triunfar en las grandes clásicas o pruebas por etapa, Dennis, campeón del mundo de contrarreloj en 2018 y 2019, y bronce olímpico en Tokio, corrió en los mejores equipos del mundo. Comenzó su carrera en el WorldTour en el Garmin (hoy EF), establecido en Girona, equipo norteamericano del que saltó al BMC, con el que llegó incluso a ser líder efímero del Giro de Italia, la Vuelta a España y el Tour de Francia, gracias a su condición de prologuista. Después de un año turbulento en el Bahrein, equipo que abandonó súbitamente mediado el Tour de 2019, nada más llegar a los Pirineos, recaló en el Ineos, donde mostró una faceta desconocida, la de extraordinario gregario en montaña. Con épicas actuaciones en el gigante Stelvio y en Sestriere, Dennis destrozó al portugués João Almeida, maglia rosa, y llevó a su compañero Tao Geoghegan hasta la maglia rosa final. En 2022 fichó por el Jumbo, donde su último servicio fue ayudar a Primož Roglič a ganar el Giro de 2023.

Mediado el año anunció que colgaría la bicicleta el 31 de diciembre de 2023.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.