Estados Unidos demanda a Amazon por prácticas monopolísticas ilegales | Economía

Estados Unidos presentó este martes una demanda contra Amazon por ejercer prácticas monopolísticas encaminadas a “inflar los precios, degradar la calidad y hurtar la innovación a consumidores y negocios”.

La Comisión Federal de Comercio (FTC son sus siglas en inglés), junto a 17 fiscales generales estatales, acusa a Amazon de “impedir que sus rivales bajen los precios, de degradar la calidad para sus clientes, cobrar de más a los vendedores, poner trabas a la innovación e impedir que los demás compitan de manera justa”. La demanda, que considera que unos 100 millones de compradores han resultado afectados por esas prácticas, fija el perjuicio en cientos de millones de dólares al año. “Pocas veces en la historia”, sentencia la FTC en un comunicado enviado este martes, “la ley antimonopolio se ha empleado con el potencial que tiene este caso de hacer tanto bien a tanta gente”.

Cabe interpretar esta acción legal dentro de la ofensiva de la Administración de Biden para acotar el poder de las grandes tecnológicas estadounidenses. Otras causas abiertas han tenido como objetivo a Google, a la que ha sentado en el banquillo de un juzgado de Washington por abusar de su posición de dominio en las búsquedas por internet, o Microsoft, cuyo intento de compra de la compañía de videojuegos Activision ha sido impugnado.

“Nuestra denuncia expone cómo Amazon ha empleado un conjunto de tácticas punitivas y coercitivas para mantener ilegalmente sus monopolios”, dijo en la nota enviada por la comisión la presidenta de la FTC, Lina M. Khan, que ha demostrado en su tiempo en el cargo ser el azote de Silicon Valley desde la Administración de Biden. “La demanda formula acusaciones detalladas que señalan cómo Amazon explota su poder de monopolio para enriquecerse mientras aumenta los precios y degrada el servicio para las decenas de millones de familias estadounidenses que compran en su plataforma y los cientos de miles de empresas que dependen de Amazon para su negocio. La demanda de hoy busca responsabilizar a Amazon por estas prácticas monopolísticas y restaurar la promesa perdida de una competencia libre y justa”.

Medidas antidescuentos

Las tácticas denunciadas por Khan incluyen, entre otras, “medidas antidescuentos que castigan a los vendedores y disuaden a otros minoristas de ofrecer precios más bajos que Amazon”. Entre esos trucos para minar el éxito de la competencia figura la degradación de los vendedores que ofrecen mejores ofertas que la multinacional al colocarlos tan abajo en los resultados de búsqueda que en la práctica se vuelven invisibles. También se acusa a Amazon de poner escollos a las empresas para que puedan beneficiarse de la pertenencia al club “Prime” para sus productos, que permite envíos gratuitos.

Según la demanda, Amazon también daña a la competencia al exigir a los vendedores que usen sus servicios logísticos internos o al obligarles a que vendan sus productos a precios más bajos en la web fundada por Jeff Bezos que en cualquier otro lugar de internet, práctica que ya fue objeto de una demanda separada presentada por el fiscal general de California el año pasado.

Los estados sumados al caso son Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nueva Jersey, Nuevo Hampshire, Nuevo México, Nevada, Nueva York, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island y Wisconsin.

Khan ha hecho del escrutinio a Amazon una de sus cruzadas profesionales desde mucho antes de incorporarse a la Administración estadounidense. En 2017, firmó un influyente artículo legal que denunciaba las ansias de monopolio de la compañía de Seattle en Estados Unidos. Después, como parte de una investigación del Congreso sobre los supuestos abusos de la industria tecnológica, trabajó en un informe de 450 páginas sobre cómo la avaricia por controlar el mercado de Amazon, Apple, Google y Meta habían “obstaculizado la innovación, reducido las opciones de los consumidores y debilitado la democracia”.

Este año, la FTC ya había demandado a Amazon por “engañar” a millones de sus clientes para que se sumaran al programa Prime, por el que estos pagan una cuota mensual o anual. La comisión también forzó un acuerdo multimillonario para enterrar las acusaciones de violación de la privacidad de los aparatos domésticos de la compañía, tales como Alexa.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO